Escritor por encargo

Escritor por encargo
escritores freelance

domingo, 22 de abril de 2012



Doce uvas amargas

"Familias criaderos de alacranes
Como a los perros dan con la pitanza
Vidrio molido,
Nos alimentan con sus odios y
La ambición dudosa de ser alguien"

Pasado en Claro, Octavio Paz


Mi padre ajusta su corbata ante el espejo;
En la radio, ese eco de sombras,
Suena un triste estribillo:

Faltan cinco pa' las doce...

Tañen campanas de navidad
Y la muerte que no cesa,
Aguarda en el alfeizar de un hospital.
Remotas candilejas de faroles titilan;
Mis padres, cariátides vestidas de negro,
Van a un velorio el último día de diciembre.

Faltan cinco pa' las doce...

Con un volante hundido en su vientre
Una mujer lejana, agoniza, y bebe la hiel
Del alambique que destila vida por ella.
Ya no sufrirá más: tiene olor de algodones en su boca,
Y esos ominosos cuatro cirios la custodian.

Faltan cinco pa' las doce...

Entonces, vendrán brindis y lechones
El duelo se pondrá un mascarón de fiesta.
Sobre el cielo ráfagas de pólvora
Y una que otra lágrima fingida.
La traición y el rencor se olvidan al cambiar el calendario.

Faltan cinco pa' las doce...

A la mesa los comensales
Mascullando odios: las miradas
Desconfiadas entre mi tía y mi padre.
El desprecio, refulgente platería en la cena de año nuevo.
No se nombra a los muertos cuando están
Ausentes.

Faltan cinco pa' las doce...

Se quiebra el huevo sobre el vaso de agua,
La sustancia dibuja el porvenir:
Un barco fantasmal, un viaje a la muerte,
Una vuelta a la miserable esquina.
Son los albures de enero.
Son doce uvas amargas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario